Sostenibilidad
La misión de Ferrer: impulsar el bienestar de la sociedad

En Ferrer, nuestra misión es clara. Estamos convencidos de que el propósito de una empresa es hacer su aportación a la sociedad a la cual sirve. Sólo las compañías que mantengan ese compromiso crecerán y tendrán éxito.

Así pues, la responsabilidad social, en sus varias formas, es una prioridad absoluta y permanente de la compañía. El crecimiento sostenible, el saber combinar progreso económico, cohesión social y preocupación por el medio ambiente, forman parte de la responsabilidad que Ferrer tiene hacia sus usuarios.

Nuestra actividad principal

Nuestros valores corporativos -audacia, compromiso, convicción, conciencia ecológica, empatía, humildad, diversidad, integridad, pasión y confianza- significan que nuestra responsabilidad social es fundamental a la hora de plantear y desarrollar nuestra actividad principal. Ferrer trabaja para obtener los productos más útiles y efectivos en el sector de la salud, capaces de mejorar la calidad de vida de personas de todo el mundo.

En este sentido, uno de nuestros principales proyectos es el desarrollo de una polipíldora cardiovascular, con el apoyo del la Federación Mundial de Cardiología y el Centro Nacional de Investigación Cardiovascular (CNIC) y vendida a un precio accesible tanto para los países desarrollados como subdesarrollados. Ferrer también está implicado en otros proyectos que mejoran la sostenibilidad de nuestros sistemas sanitarios, poniendo especial énfasis en la prevención, diagnóstico y prognosis de enfermedades graves.

Para poder conseguirlo, tenemos que disponer de una sólida base financiera para apoyar y alentar una innovación continuada.

Ferrer y el medio ambiente

Un área de especial importancia para Ferrer es la sostenibilidad ambiental. Estamos firmemente comprometidos con un modelo de negocio que promueve la sostenibilidad y hace que la conciencia ambiental sea uno de nuestros valores fundamentales. Por ello hemos lanzado nuestra Estrategia de Sostenibilidad: Our Planet, Our Life

En nuestros centros se ha aplicado una certificación ambiental reconocida internacionalmente. Asimismo, la construcción del nuevo centro logístico y la ampliación de la planta de fabricación de productos farmacéuticos en Sant Cugat se llevaron a cabo de acuerdo con los más estrictos criterios internacionales de biosostenibilidad - certificación LEED US Green Building Council. Estas instalaciones son referentes internacionales en términos de energía y diseño ambiental, y son un ejemplo de que en Ferrer el crecimiento económico es totalmente compatible con la sostenibilidad. De hecho, creemos que la reconciliación de ambos es el único futuro viable.

Ferrer y la sociedad

El propósito de Ferrer es ofrecer productos de la más alta calidad de una forma responsable. Reconocemos que nuestras actividades empresariales se llevan a término en un contexto muy amplio de la sociedad y aplicamos criterios éticos en las relaciones con todos nuestros usuarios: clientes, consumidores, autoridades, proveedores y empleados.

Esto afecta no sólo a cómo trabajamos si no también a las actividades que fomentamos: creación y apoyo a fundaciones, formación para profesionales de la salud, iniciativas para reducir la marginalización de ciertos grupos dentro del sistema sanitario, apoyo a pacientes, investigación activa de enfermedades infecciosas en países en vías de desarrollo y colaboración en proyectos locales.

Ferrer también se preocupa por el bienestar de sus empleados, cumpliendo todas las normas vigentes de seguridad y higiene en el trabajo, siguiendo el principio de igualdad de oportunidades, ofreciendo oportunidades de desarrollo profesional y facilitando que la vida laboral y privada sean compatibles.