Acción social

No concebimos un mundo en el que se le dé la espalda a lo que sucede a nuestro alrededor

No concebimos un mundo en el que se le dé la espalda a lo que sucede a nuestro alrededor

El compromiso de Ferrer con la sociedad responde a una orientación de nuestras actividades hacia las personas. Del mismo modo, en Ferrer queremos seguir impulsando el mecenazgo y el voluntariado, unos aspectos que siempre han formado parte de nuestra esencia, reforzando nuestro compromiso social y contribuyendo a través de diversas iniciativas a la creación de una sociedad mejor.

green

Un ejemplo de ello son las jornadas de voluntariado corporativo, en las que los empleados de Ferrer destinan su tiempo a llevar a cabo alguna acción de transformación social.

Rehabilitación de la escuela Ramon Berenguer III, en el barrio de Trinitat Vella de Barcelona

 

Recuperación de las dunas del Parque Natural del Montgrí, las Illes Medes y el Baix Ter (Girona)

acción social

Trabajadores de Ferrer instalaron trampas naturales en las dunas de la playa de la zona de la Platera, dentro de la superficie balizada. Estas nuevas instalaciones ayudarán a regenerar el sistema de dunas de la bahía del Estartit y Pals. Se trata de unas vallas de madera clavadas en el suelo, de un medio metro de altura y de entre cinco y diez metros de longitud. Esta solución hace que el viento acumule la arena y los sedimentos detrás de las vallas y, de esa manera, se empieza a generar una pequeña duna.

El proyecto tiene como objetivo conservar un hábitat protegido que incluye especies en peligro de extinción, como el chorlitejo patinegro, que está recuperando su población en la zona del Empordá gracias a la conservación de las dunas.

 

Fabricación de juguetes y muebles para tres centros educativos de la provincia de Alicante

acción social

Durante dos medias jornadas, 440 trabajadores de Ferrer dedicaron su tiempo a montar, construir y ensamblar armarios, estanterías, escritorios, bicicletas, multiskis, rayuelas, mikados y twisters, con el objetivo de hacer felices a más de 300 niños y niñas de dos escuelas de Alicante y a los jóvenes del Centro de Atención a Menores L’Omet, de Elche.

Al día siguiente, los empleados de Ferrer se acercaron o a cada uno de los centros para hacer entrega de los muebles y juguetes confeccionados, donde les esperaban los alumnos de 4º, 5º y 6º de primaria para recibir la donación. Diferentes representantes de las instituciones educativas estuvieron presentes para agradecer el gesto. Según ellos, este tipo de acciones siempre vienen bien a los centros, ya que están encantados de recibir aportaciones como esta, que ayudan muchísimo a mejorar los servicios que ofrecen.